Páginas vistas en total

Libros recomendados

  • "Esto lo cambla todo"
  • de Naomi Klein

lunes, 2 de marzo de 2009

Escribano Palustre: Ave del año 2009


Durante el XIX Congreso Español de Ornitología, celebrado recientemente en Santander, los socios de SEO/BirdLife elegían como Ave del Año 2009 al escribano palustre. Se trata de uno de los paseriformes más amenazados de la Península Ibérica ya que su población reproductora no supera las 400 parejas. La especie se ha visto muy amenazada por los cambios en las prácticas agrícolas, el aumento del uso de fitosanitarios y la mala gestión de zonas húmedas. Hay muchas subespecies reconocidas de escribano palustre, tres de ellas pueden verse en España, una invernante y dos sedentarias. Concretamente se reproducen dos subespecies, la subespecie iberoccidenteal, (Emberiza schoeniclus lusitanica), endémica de la Península Ibérica y considerada como En Peligro Crítico de extinción y la subespecie iberoriental, (Emberiza schoeniclus witherbyi) que solo cría en España, en el sur de Francia y en el norte de Marruecos y que se considera En Peligro de extinción. La subespecie nominal Emberiza schoeniclus schoeniclus es propia de Europa occidental y septentrional, cuenta con una población invernante muy importante en España. Todas ellas habitan principalmente en zonas húmedas con carrizo, tanto en época de cría como de invernada. En los carrizales y en las orlas de vegetación que circundan los humedales instalan el nido y encuentran parte de su alimento. La presencia de vegetación es esencial, ya sea carrizo, junquera, masegar, eneal o incluso formaciones de taray. En invierno les proporcionan refugio siendo utilizados como dormideros, especialmente cuando están cerca de campos cultivados donde puedan hallar eriales y linderos donde encontrar semillas de plantas arvenses. Menos de 400 parejas reproductoras en España En 2005 se realizó el primer censo nacional de esta especie. En total se censaron 198 localidades, 70 humedales con citas históricas de presencia posible o segura y 128 humedales seleccionados por los coordinadores y expertos regionales por presentar condiciones adecuadas para la especie pero solo se localizaron en 35 humedales. En este censo se localizaron 319 parejas reproductoras, estimándose que podrían llegar hasta las 413 parejas. Aunque no se conoce bien su tendencia se sabe que es muy negativa, por ejemplo en Baleares y Cataluña la población ha descendido hasta en un 80% en los últimos 10 años y sabemos que se ha extinguido en los últimos años en Asturias, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. Su población se encuentra muy fragmentada, en pocas localidades, y sus hábitats presentan muchas amenazas. Amenazas La intensificación agrícola, la desecación de zonas húmedas y el cambio en la gestión de los carrizales han sido las principales causas de la disminución de la población. El declive del escribano está siendo simultaneo al de otras especies cuya biología está ligada a los medio agrícolas. La principales amenazas para la especie provienen de los cambios en los usos agrarios, la intensificación agrícola conlleva un mayor uso de productos fitosanitarios, pesticidas, herbicidas, etc., lo que elimina muchas de las plantas acompañantes de los cultivos, suprime los linderos y aumenta la superficie de regadíos. Perdiéndose insectos y semillas que son buena parte de los recursos alimentarios para el escribano, especialmente en la estación de cría cuando los artrópodos suponen el 100% de la dieta. Por otro lado, la gestión de zonas húmedas también ha supuesto la pérdida de superficies de carrizal en épocas cruciales para la cría del escribano palustre o, directamente, la desecación o contaminación de importantes extensiones de zonas encharcadas. La gestión inadecuada de las masas de carrizo, puesto que los cañizos demasiado viejos tienden a tumbarse no resultando atractivos para los palustres, también ha llevado a la desaparición de la especie en algunas localidades. La gestión de los carrizales y la implantación de medidas agroambientales son medidas imprescindibles a tomar. En el primer caso, la quema de carrizo debe estar sujeta a una cierta regulación, que permita mantener dormideros alternativos para las aves en las zonas donde se lleve a cabo; y zonas de reproducción. Las políticas agrícolas deben adecuarse a las necesidades de conservación de las aves en determinadas zonas, promoviendo el mantenimiento de una agricultura tradicional, con un menor uso de productos químicos, mantenimiento de barbechos y rastrojos y una visión más positiva de las plantas arvenses, generalmente consideradas como malas hierbas. Además, hay que proteger todos los humedales donde críen los escribanos palustres y mejorar la gestión de su vegetación.
Campaña Alas sobre Agua: SEO/BirdLife ha puesto recientemente en marcha la campaña "Alas sobre Agua" con objeto de que los humedales más importantes de España se encuentren en un buen estado de conservación para 2015, fecha fijada por ley. La gestión sostenible del agua no es solamente una cuestión de coordinación de administraciones, de buena planificación, de voluntad política y de medidas concretas, sino también de una sociedad informada, interesada y activa. La campaña "Alas sobre agua" pretende poner en valor a los humedales más importantes y las aves asociadas, celebrar este patrimonio natural valioso y exigir compromisos más serios para su conservación.
Biología:
Longitud del escribano palustre:15-16 cm
Longitud alar: 7,8-8,5 cm
Peso: 16-25 gramos
Periodo de cría: abril a junio
Puesta: 4-5 huevos
Incubación: 13-14 días
Vuelo: 10-12 días

No hay comentarios: